TLF. CONSULTAS : 945 330 100 E-MAIL/CONTACTO DRAHOLGADO@TRAUMACTUAL.COM
 TLF. CONSULTAS : 945 330 100E-MAIL/CONTACTODRAHOLGADO@TRAUMACTUAL.COM

SINDROME DE TUNEL CUBITAL

 

 

El síndrome del túnel cubital es una enfermedad por compresión del nervio cubital a nivel del codo donde el nervio se encuentra muy superficial.

 

El nervio pasa por un estrecho canal conocido como túnel cubital y situado en la cara interna del codo. Esta posición superficial del nervio en el túnel cubital y el aumento de tensión y tracción que experimenta con la flexión del codo, lo hacen muy susceptible a esta neuropatía compresiva siendo la enfermedad por compresión nerviosa de los miembros superiores más frecuente después del síndrome del túnel carpiano en la mano.

 

El nervio cubital tiene un papel fundamental en la movilidad de la mano y en la fuerza de agarre de objetos y su afectación puede limitar la calidad de vida de los que la padecen.

 

 

 

QUE SINTOMAS PRODUCE 

 

El paciente con un síndrome del túnel cubital presentará síntomas como alteración de la sensibilidad y sensación de acorchamiento en los dedos anular y meñique, dolor y entumecimiento del codo, calambres que van desde el codo a la punta de los dedos y pérdida de fuerza de agarre y debilidad en la mano que puede llegar a una atrofia muscular. Es importante acudir a un especialista para su diagnóstico precoz y posible tratamiento.

 

 

 

TRATAMIENTO

 

El tratamiento del síndrome del túnel cubital depende fundamentalmente de la gravedad del caso. En pacientes con síntomas leves, se utilizan fármacos antiinflamatorios y fortalecedores de los nervios junto a sesiones de fisioterapia. En determinados casos, se puede inmovilizar el codo con ortesis que relajen la posición del nervio.

 

En casos más graves o en pacientes con síntomas durante un periodo prolongado o que no han respondido bien al tratamiento conservador, se puede indicar el tratamiento quirúrgico que consiste en la descompresión del nervio a nivel del codo. El propósito de la cirugía es proporcionar más espacio para el nervio y los tendones disminuyendo de forma permanente la presión sobre el nervio. La cirugía más frecuente es la descompresión simple con una incisión de unos 3 a 6 cm a lo largo del nervio.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© traumactual / TLF CONTACTO 954330100 / EMAIL : draholgado@traumactual.com