TLF. CONSULTAS : 945 330 100 E-MAIL/CONTACTO DRAHOLGADO@TRAUMACTUAL.COM
 TLF. CONSULTAS : 945 330 100E-MAIL/CONTACTODRAHOLGADO@TRAUMACTUAL.COM

 

 

 

 

 

 

La infiltración es una técnica que consiste en la aplicación directa de principio activo en el lugar anatómico donde ocurren los mecanismos patogénicos de la enfermedad, con el objetivo de suprimir localmente la inflamación y con objeto de disminuir el dolor y acelerar la recuperación funcional

PRECAUCIONES

 

No infiltrar más de tres o cuatro veces la misma articulación en el mismo año,

 

Espaciar las infiltraciones al menos 2 o 3 semanas en la misma articulación para poder valorar correctamente los resultados

 

No infiltrar en cada sesión más de dos articulaciones por la posibilidad de mayor absorción sistémica con aumento del riesgo de complicaciones

 

TRAS LA INFILTRACION

 

Tras la infiltración se recomienda al paciente reposo relativo de la articulación durante las siguientes 24 h, para evitar fuga del líquido infiltrado y disminuir el riesgo de aparición de sinovitis microcristalina.

 

Se le debe informar de la posibilidad de reaparición de posibles molestias después del efecto anestésico y que deben disminuir cuando empieza a hacer efecto el corticoide. Si el dolor es importante, puede tomar su analgesia habitual: paracetamol o antiinflamatorios no esteroideos.

 

También se le debe aleccionar sobre la posibilidad de infección, insistiendo en el hecho de que si el dolor fuera muy importante, durara más de 72 h o reapareciera a los 3 días, o aparecieran signos flogóticos, debe acudir a nuestra consulta. 

 

Las complicaciones suelen ser poco frecuentes, pero existen, por lo que además de informar adecuadamente al paciente, debemos tomar todas las precauciones necesarias para intentar evitarlas

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© traumactual / TLF CONTACTO 954330100 / EMAIL : draholgado@traumactual.com